Agencia de SEO especializada en posicionamiento web

¿Qué es la producción audiovisual y cuáles son sus etapas?

La producción audiovisual es vital hoy en día para entretener e impulsar las marcas con la publicidad en vídeo. Y hoy descubrirás qué debes estudiar para ser un productor audiovisual, cómo se desarrollan estos proyectos y todas las responsabilidades que conlleva.

¿Qué es la producción audiovisual y cuáles son sus etapas?

La producción audiovisual es vital hoy en día para entretener e impulsar las marcas con la publicidad en vídeo. Y hoy descubrirás qué debes estudiar para ser un productor audiovisual, cómo se desarrollan estos proyectos y todas las responsabilidades que conlleva.

La producción audiovisual es uno de los elementos más importantes del marketing digital y el entretenimiento, ya que la mayoría de anuncios publicitarios que utilizan las empresas online contienen vídeos y cada vez hay más aplicaciones que utilizan el vídeo para entretener, como Netflix, Star+, entre otras.

De hecho, en nuestra agencia utilizamos creadores audiovisuales para nuestras campañas en redes sociales.

Por supuesto, para hacer una carrera en producción audiovisual, es necesario contar con conocimientos técnicos en el uso de herramientas y softwares de videos, además de que hay que ser muy creativo.

Y hoy aprenderás lo básico para iniciarte en el mundo audiovisual.

Te explicaremos cuáles son las fases de la producción audiovisual, los tipos que existen y una serie de consejos técnicos que te ayudarán a saber lo necesario para crear producciones audiovisuales de calidad.

¿Qué es producción audiovisual?

La producción audiovisual es el proceso de crear contenidos que combinan imágenes y sonidos, con el fin de transmitir un mensaje, contar una historia o entretener a una audiencia.

Hay que destacar que la producción cinematográfica puede tener fines artísticos, comerciales, educativos o informativos.

La producción audiovisual se basa en el lenguaje audiovisual, que incluye aspectos como el encuadre, la iluminación, el color, el movimiento, el sonido, la música y los efectos especiales.

Debemos mencionar que no se puede llevar a cabo un proyecto audiovisual sin un guion previo porque esta es la base sobre la que se construye el proyecto.

Claro, para llevar a cabo una producción y dirección audiovisual, hay que usar una serie de recursos técnicos y humanos, como cámaras, micrófonos, ordenadores, softwares, actores, directores, productores, editores y más.

También pueden utilizarse diferentes medios para su ejecución: cámara de vídeo, film, vídeo digital, vídeo, fibra óptica o satélite.

Etapas de la producción audiovisual

La producción de medios audiovisuales se divide en tres etapas principales: preparación, producción y postproducción.

Veamos en qué consiste cada etapa:

Etapa 1: Preproducción

La preproducción es la fase previa a la grabación o rodaje del contenido.

En esta etapa se define el concepto del proyecto, se elabora el guión, se planifica el presupuesto, se selecciona el equipo técnico y humano, se busca la localización y se prepara todo lo necesario para la producción.

Una buena preproducción ahorra tiempo, dinero y problemas durante la producción y postproducción.

Las tareas que se realizan en la preproducción son:

  • Desarrollar la idea del proyecto: definir el objetivo, público objetivo, género, formato y tono del contenido.
  • Elaborar el guión: escribir los diálogos y las acciones que se van a desarrollar en el contenido.
  • Hacer un storyboard: dibujar o diseñar las escenas del contenido para visualizar cómo va a quedar.
  • Realizar un plan de rodaje: establecer el orden y el tiempo de las escenas que se van a grabar.
  • Elaborar un desglose de guión: identificar los elementos que se necesitan para cada escena (actores, vestuario, maquillaje, atrezzo…)
  • Hacer un presupuesto: calcular los costes del proyecto (personal, material, transporte, alojamiento, permisos)
  • Seleccionar el equipo técnico: contratar o alquilar el material necesario para la grabación, como cámaras, micrófonos, trípodes, luces, et. Esta labor de recursos técnicos y logísticos es clave para el proyecto.
  • Buscar el equipo humano: contratar o asignar las personas que van a participar en el proyecto (director, productor, guionista, cámara, sonidista, editor, etc.)
  • Elegir el reparto: elegir o audicionar a los actores o actrices que van a interpretar los personajes del contenido.
  • Buscar la localización: encontrar el lugar o lugares donde se va a grabar el contenido.
  • Conseguir los permisos: solicitar o gestionar las autorizaciones necesarias para grabar en la localización elegida. Un abogado ejecuta las labores burocráticas antes del rodaje.
  • Hacer un ensayo: practicar las escenas con actores y equipo técnico antes de grabarlas.

Etapa 2: Producción y rodaje

La etapa de rodaje es donde se graba o filma el contenido y es la fase más importante porque es donde se desarrolla la estrategia previa para hacer un vídeo musical, película o anuncio publicitario efectivo.

Además, es la etapa más intensa y exigente, ya que requiere de coordinación, concentración y flexibilidad.

La producción y rodaje tiene como objetivo capturar las imágenes y los sonidos que se van a utilizar para crear el contenido.

Para ello, se sigue el plan de rodaje y el guion, pero también se pueden hacer cambios o improvisaciones si surgen imprevistos o nuevas ideas.

Y, claro, la producción adquiere tal envergadura cuando el proyecto es creativo y dinámico, por lo que hay que asumir la gestión administrativa y operativa con seriedad y máxima exigencia en cada detalle.

Las tareas que debe gestionar el encargado y responsable del proyecto son:

  • Montar el set: colocar y ajustar el material técnico, como cámaras, micrófonos o luces en la localización elegida.
  • Dirigir el rodaje: supervisar y orientar el trabajo de los actores y de todo el equipo técnico durante la grabación.
  • Grabar las escenas: filmar o registrar las imágenes y los sonidos de cada escena siguiendo el guión y el storyboard.
  • Controlar la calidad: revisar y verificar que las tomas grabadas sean correctas y cumplan con los requisitos publicitarios, técnicos y artísticos.
  • Resolver problemas: solucionar o ajustarse a las previsiones o contratiempos que puedan surgir durante la grabación, como el clima, ruido, averías y cosas por el estilo.
  • Desmontar el set: recoger y guardar el material técnico al finalizar la grabación.

Etapa 3: Postproducción y exportación

Ya para finalizar con el proyecto multimedia y producción audiovisual, el equipo procede al visionado del material grabado y su completo análisis detallado.

La postproducción y exportación es la fase en la que se edita y se finaliza el contenido.

En esta etapa se seleccionan, ordenan, modifican y combinan las imágenes y los sonidos que se han grabado en la producción, por lo que requiere de habilidad, paciencia y criterio.

El objetivo es dar forma al contenido multimedia y conseguir el resultado deseado por medio de un software especializado que permite manipular los elementos audiovisuales y añadir efectos especiales, música, voz en off, subtítulos, etc.

En esta etapa de la producción audiovisual se hacen estas tareas:

  • Montaje: elegir y ordenar las mejores tomas de cada escena para crear una secuencia coherente y fluida.
  • Corrección de color: ajustar el brillo, contraste, saturación y tono de las imágenes para mejorar su calidad y su estética.
  • Mezcla de sonido: equilibrar el volumen, la claridad y la sincronización de los sonidos para crear una atmósfera adecuada.
  • Efectos especiales: aplicar técnicas digitales para crear ilusiones visuales o sonoras que no se pudieron grabar en la producción (explosiones, monstruos, magia, etc.)
  • Música: incorporar piezas musicales que acompañen o refuercen el mensaje o la emoción del contenido.
  • Voz en off: grabar o insertar una narración que explique o comente lo que ocurre en el contenido.
  • Subtítulos: escribir o insertar textos que traduzcan o transcriban lo que dicen los personajes del contenido.
  • Revisión: comprobar y corregir posibles errores o fallos en el contenido antes de su entrega o publicación.
  • Exportación el contenido: convertir el contenido al formato adecuado para su distribución o reproducción, como mp4, mov o avi.

¿Cuáles son los 5 tipos de audiovisuales?

Ahora que sabes cuáles son las 3 fases de la producción audiovisual, veamos los tipos de contenidos que pueden desarrollarse.

Los audiovisuales se pueden clasificar según el género, el formato, el medio o el propósito que tienen.

A continuación, te presentamos cinco tipos de producciones audiovisuales que se pueden encontrar en el mercado:

1. Ficción

La ficción es un tipo de producción audiovisual que recrea situaciones imaginarias o inventadas, con personajes y escenarios que no existen en la realidad.

Tiene como objetivo entretener, emocionar o sorprender a la audiencia, mediante el uso de la fantasía, el humor, el drama y el suspenso.

Algunos ejemplos de ficción son:

  • Películas: son obras audiovisuales que narran una historia completa en un tiempo determinado (entre 60 y 180 minutos). Las películas se pueden proyectar en cines o distribuir en otros formatos (DVD, streaming, etc.).
  • Series: describen una historia dividida en episodios (entre 20 y 60 minutos). Las series se pueden emitir en televisión o en plataformas digitales, como Netflix, HBO o Star+.
  • Cortometrajes: estos tipos de producciones audiovisuales so más breves, ya que duran entre 1 y 30 minutos, y se pueden exhibir en festivales o en internet.
  • Animaciones: es el tipo de producción audiovisual que utiliza técnicas de dibujo, modelado o computación para crear imágenes que simulan movimiento, y se aplica a cualquier género o formato de ficción.

2. Publicidad

Esta es la clase de producción audiovisual que tiene como objetivo promocionar un producto, un servicio, una marca o una idea, con el fin de persuadir o influir en la audiencia para que realice una acción, que puede ser comprar, contratar, suscribirse o cualquier otra.

La publicidad se caracteriza por ser breve, creativa y llamativa, y su objetivo es captar la atención y el interés de la audiencia.

De hecho, es muy frecuente que se utilice a un redactor publicitario para escribir los copys que persuadirán al lector a realizar la tan deseada acción.

Los productores audiovisuales utilizan la publicidad en:

  • Anuncios: duran entre 10 y 60 segundos y se emiten en televisión, radio o internet (redes sociales o banners).
  • Spots: alcanzan una duración de 5 a 15 segundos y pueden promocionarse en televisión o internet.
  • Banners: son piezas audiovisuales que consisten en imágenes estáticas o animadas que se insertan en páginas web o aplicaciones móviles.
  • Vídeos corporativos: presentan la historia, los valores, los servicios o los logros de una empresa u organización. Es muy común ver estos tipos de producción audiovisual en casos de éxito de empresas online.
  • Vídeos virales: se difunden por internet gracias a su originalidad, humor o impacto.

3. Documental y drama

Tienen como objetivo informar, educar o concienciar a la audiencia sobre un tema o una realidad social, cultural, histórica o científica.

El documental y el drama se basan en hechos reales o verídicos, pero utilizan diferentes recursos narrativos para contarlos, apoyándose en testimonios, datos, imágenes de archivo o recreaciones para mostrar la realidad tal como es.

En el caso del drama, se apoya en personajes, diálogos, conflictos o emociones para mostrar la realidad tal como se siente.

Algunos ejemplos de documental y drama son:

  • Reportajes: sirven para investigar y analizar un tema de actualidad o de interés general.
  • Biografías: son obras audiovisuales que cuentan la vida y la obra de una persona famosa o relevante.
  • Ensayos: exponen una opinión o una reflexión personal sobre un tema o una cuestión.
  • Docudramas: combinan elementos del documental y del drama para recrear un hecho histórico o social.

4. Informativo

El informativo es el tipo de producción audiovisual que tiene como objetivo comunicar las noticias o los acontecimientos que ocurren en el mundo o en una región.

Además, se basa en la veracidad, objetividad y actualidad de la información.

Por otro lado, la producción audiovisual informativa se caracteriza por ser breve, clara y directa, para transmitir la información de forma eficaz y comprensible.

Y no se busca moldear la forma de pensar del interlocutor, sino comunicarle un hecho de manera imparcial y verídica.

Se usa el proyecto audiovisual informativo para:

  • Noticieros: son programas de televisión o radio que informan sobre las noticias más importantes del día o de la semana, relacionadas con política, economía, deportes, cultura o tecnología, y se presentan con un conductor o presentador.
  • Boletines: se usan para informar sobre una noticia específica o de última hora.
  • Podcasts: exponen un tema o una cuestión de interés para un público determinado, y es frecuente verlos en internet, dirigidos por un locutor.
  • Infografías: hablan de diversos temas de una manera visual y sintética. Las infografías se componen de imágenes, gráficos, iconos y/o textos que explican o resumen la información.

5. De entretenimiento

El último tipo de producción audiovisual es el entretenimiento, el pan de cada día de los amantes de la diversión y la distracción saludable.

Se transmiten mediante el uso de la música, el humor, el espectáculo o el juego.

Y, claro, quien hace contenido de entretenimiento tiene que ser muy creativo y original.

Además, debe ofrecer una gran variedad de contenidos de forma recurrente.

El entretenimiento se puede adaptar a diferentes medios y formatos, como:

  • Videos musicales: ilustran una canción o una pieza musical.
  • Cine y televisión: ofrecen una amplia gama de contenidos de ficción o no ficción para todos los gustos y edades.
  • Series: narran una historia dividida en episodios para entretener a sus espectadores.
  • Programas de entretenimiento: aportan contenidos variados y divertidos para la audiencia, con humor, talento, concurso, reality show, etc.
  • Videojuegos: permiten al usuario interactuar con un entorno virtual mediante un dispositivo electrónico, que puede ser una consola, ordenador, móvil, etc.

¿En qué consiste el proceso de producción audiovisual?

Ahora que conoces las partes de la producción audiovisual y cada uno de los tipos de contenidos que se pueden crear, es momento de que veas de forma breve cómo es el proceso de creación de estos proyectos.

Ya te dijimos que el proceso se divide en tres etapas de la producción audiovisual, y ahora verás cómo se ponen en práctica:

  1. Definir el concepto del proyecto: qué se quiere hacer, para quién y por qué.
  2. Elaborar el guión: qué se va a contar, cómo y con quién.
  3. Planificar el presupuesto: se evalúan los aspectos financieros, como el capital, cuánto va a costar el proyecto y cómo se va a financiar. Se dirigen los asuntos de administración y de la contabilidad.
  4. Seleccionar el equipo técnico y humano: qué material y qué personas se van a necesitar para el proyecto. El delegado del productor ejecutivo es quien organiza y controla el capital humano para esta tarea.
  5. Buscar la localización: dónde se va a grabar el proyecto.
  6. Conseguir los permisos: qué autorizaciones se van a necesitar para grabar el proyecto.
  7. Hacer un ensayo: cómo se va a grabar el proyecto.
  8. Montar el set: cómo se va a preparar el lugar de grabación.
  9. Dirigir el rodaje: cómo se va a supervisar y orientar el trabajo durante la grabación.
  10. Grabar las escenas: cómo se va a registrar las imágenes y los sonidos del proyecto.
  11. Controlar la calidad: cómo se va a revisar y verificar que las tomas grabadas sean correctas.
  12. Resolver problemas y hacerse cargo de imprevistos: cómo se va a solucionar o adaptarse a las dificultades o contratiempos que puedan surgir durante la grabación.
  13. Desmontar el set: cómo se va a recoger y guardar el material al finalizar la grabación.
  14. Hacer un montaje: cómo se va a elegir y ordenar las mejores tomas de cada escena.
  15. Realizar una corrección de color: cómo se va a ajustar el brillo, el contraste, la saturación y el tono de las imágenes.
  16. Hacer una mezcla de sonido: cómo se va a equilibrar el volumen, la claridad y la sincronización de los sonidos.
  17. Añadir efectos especiales: cómo se va a aplicar técnicas digitales para crear ilusiones visuales o sonoras.
  18. Agregar música: cómo se va a incorporar piezas musicales que acompañen o refuercen el mensaje o la emoción del proyecto.
  19. Añadir voz en off: cómo se va a grabar o insertar una narración que explique o comente lo que ocurre en el proyecto.
  20. Colocar subtítulos: cómo se va a escribir o insertar textos que traduzcan o transcriban lo que dicen los personajes del proyecto.
  21. Hacer una revisión: cómo se va a comprobar y corregir posibles errores o fallos en el proyecto antes de su entrega o publicación.
  22. Exportar el proyecto: cómo se va a convertir el proyecto al formato adecuado para su distribución o reproducción.

¿Cómo se conforma un equipo de producción audiovisual?

Un equipo de producción audiovisual es el conjunto de personas que participan en el proceso de creación de un contenido audiovisual, y puede estar formado por diferentes profesionales, según el tipo, tamaño y complejidad del proyecto.

Algunos de los profesionales que pueden formar parte de un equipo de producción audiovisual y sus responsabilidades son:

  • Director: es la persona que dirige y coordina todo el proceso de producción audiovisual, desde la concepción hasta la finalización del proyecto.
  • Productor: gestiona y supervisa los aspectos económicos, administrativos y logísticos del proyecto, y es el responsable de conseguir los recursos necesarios para llevar a cabo el proyecto, bien sea de financiación, personal o material.
  • Guionista: se encarga de escribir el guión del proyecto, es decir, el documento que contiene la idea principal, los personajes, los diálogos y las acciones que se van a desarrollar en el contenido.
  • Cámara: maneja la cámara durante la grabación y tiene que elegir y ajustar el encuadre, el enfoque, el zoom, etc.
  • Sonidista: opera el sonido durante la grabación y ajusta el micrófono, la grabadora, los auriculares y otros equipos sonoros.
  • Editor: es el profesional que edita el proyecto durante la postproducción. El editor utiliza un software especializado para manipular los elementos audiovisuales.
  • Actor o actriz: sigue las indicaciones del director y del guionista para dar vida al personaje.

Estos son algunos de los profesionales más habituales en un equipo de producción audiovisual, pero hay muchos más, como iluminador, maquillador, vestuarista, compositor, animador, entre otros.

Y tú, ¿cuál de estos departamentos de una producción audiovisual quieres dirigir? Ahora te diremos la carrera que debes estudiar para cumplir tus sueños de participar en estos proyectos.

¿Qué estudiar para hacer producción audiovisual?

Para hacer una producción audiovisual, o participar en una, se puede estudiar una carrera universitaria o un curso técnico relacionado con este campo. Algunas son:

  • Grado en Comunicación Audiovisual.
  • Grado en Cine y Televisión.
  • Grado en Animación.
  • Técnico Superior en Producción de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos.
  • Técnico Superior en Realización de Producciones Audiovisuales y Espectáculos.
  • Técnico Superior en Sonido de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos.

Consejos para hacer una buena producción y dirección audiovisual

Ahora te daremos algunos consejos para hacer una producción audiovisual entretenida y exitosa.

No dejes de seguir estas recomendaciones y tendrás proyectos exitosos:

  • Desarrolla un buen guión: el guión es la base sobre la que se construye el proyecto audiovisual. Un buen guión debe tener una idea original, un argumento coherente, unos personajes interesantes, unos diálogos naturales y un ritmo adecuado.
  • Planifica bien la producción: es la fase en la que se graba el proyecto audiovisual. Una buena producción debe tener un plan de rodaje, desglose de guión, presupuesto, equipo técnico y humano y una localización adecuados.
  • Determina la duración del proyecto: la duración del proyecto audiovisual depende del género, el formato y el medio que se elija. Una buena duración debe ser la suficiente para contar la historia sin aburrir ni dejar cabos sueltos.
  • Gestiona los recursos necesarios: hablamos del personal, material y dinero que se requieren para llevarlo a cabo. Una buena gestión debe optimizar los recursos disponibles sin comprometer la calidad del proyecto.
  • Cuida cada detalle en la postproducción: en esta etapa se edita y se finaliza el proyecto audiovisual. Una buena postproducción debe cuidar cada detalle en el montaje, la corrección de color, la mezcla de sonido, los efectos especiales, la música, la voz en off y los subtítulos.
  • Contrata una buena agencia de copywriting: elige a verdaderos expertos para crear frases de la producción audiovisual que hagan que el proyecto tenga éxito. Por ejemplo, si hablamos de una publicidad, el copywriting es indispensable para persuadir al usuario a la acción.

Y ahora que ya sabes todo sobre la producción audiovisual, apóyate en un equipo creativo que escribe textos de encanto para tus proyectos audiovisuales publicitarios, y nosotros somos la agencia de copywriting que pone a tu disposición textos únicos. Escríbenos.

Suscríbete y sé de los primeros en leer los siguientes consejos que traeremos en el blog. ¡Es Gratis!

Compartir entrada

No se puede copiar el contenido.